¿Por qué mueren aves y peces?

De vez en cuando aparecen trágicas noticias, aves o peces mueren en miles. Nadie sabe porque suceden estos hechos, pero tienen una explicación, en la mayoría de los casos los humanos tienen la culpa. Los cambios en el ecosistema, polución y el calentamiento del planeta son unos de los motivos por los que suceden estos hechos.

Enfermedades o falta de alimentos

Los insecticidas contra las plagas de nuestros cultivos, hacen que terminemos con el principal alimento de las aves, insectos y gusanos. Esto hace que no se puedan alimentar correctamente o si lo hacen con estos animales muertos estén contaminados de insecticidas. También de vez en cuando, aparecen plagas que exterminan grandes cantidades de aves y pájaros. Los vertidos incontrolados a la naturaleza hacen que contaminemos nuestras aguas y plantas.

Aves y peces mueren en masa en EEUU y Suecia

¿Por qué las montañas cada vez son más altas?

Las desconcertantes razones por las que las aves y los peces están muriendo

Las muertes masivas generalmente se atribuyen al mal tiempo, la propagación de enfermedades infecciosas, el envenenamiento, etc. Las aves no cayeron muertas del cielo, sino que murieron después de tocar el suelo. Esto da paso a la teoría que sugiere que los pájaros se alarmaron por los fuegos artificiales en la víspera de Año Nuevo y, sin darse cuenta de a dónde se dirigían, se precipitaron al suelo y murieron.

Si tú también estás desconcertado por las noticias de aves y peces que mueren misteriosamente en grandes cantidades en varias partes del mundo, aquí tienes un artículo para ayudarte a despejar todas tus dudas sobre estas muertes masivas. Pájaros cayendo del cielo. Peces muertos siendo arrastrados a tierra. Estas muertes masivas de aves y peces que se están reportando desde varias partes del mundo han estado alimentando las teorías del apocalipsis.

En la víspera del Año Nuevo, los residentes del estado de Arkansas en los Estados Unidos presenciaron un fenómeno extraño, en el que miles de peces tambor muertos fueron arrastrados a la orilla. Lo que siguió fue aún más desconcertante, cuando miles de alas rojas cayeron muertas del cielo en un radio de una milla en Beebe, Arkansas, sin ninguna razón posible para su muerte en ninguna parte de la imagen.

Fuente