¿Por qué nuestro cerebro nos engaña?

Nuestro cerebro nos hacer pasar malos momentos, percibimos la realidad de una manera diferente cada vez. Esto puede ser muy molesto y muy engañoso porque la realidad puede ser muy diferente dependiendo de nuestro cerebro. ¿Porque tu cerebro te engaña?

Cambio del estado de ánimo y percepción

Cada día a día es diferente para nuestro cerebro, aunque nosotros no lo notemos nuestro cerebro sufre cambios. Cuando te levantas por la mañana, te miras al espejo, unos días puedes verte la persona más afortunada y otros muy mal. Esto es debido, a que la percepción de nuestro cerebro cambia cada día según el estado de ánimo. Aunque parezca mentira, todo tipo de factores pueden influir en nuestro cerebro, como pueden ser la climatología, la edad o nuestra comida.

Enfermedades mentales

Los cambios de percepción en las personas con estados mentales, son muy fuertes. Pudiendo producir cambios de conducta y violencia. Por eso es importante, llevar una medicación muy constante.

10 Formas en las que tu cerebro te engaña

YouTube

¿Por qué las vacunas se ponen en el brazo?

¿Por qué dormimos en la noche y no en el día?

Por qué la mente se engaña a sí misma (y cómo corregirla)

SI LA PSICOLOGÍA enseña una cosa, es esta: la mente distorsiona la realidad. Ya sea la forma en que percibimos el espacio, nuestra memoria defectuosa de los eventos o el sesgo inconsciente que nos lleva a dotar a las personas de rasgos que no tienen, los humanos universalmente toman información sobre el medio ambiente y construyen una versión de él que puede no encajar con realidad.

Dos nuevos libros profundizan en el concepto de percepción defectuosa, aportando rigor académico al tema y brindando algunos correctivos útiles para aquellos de nosotros que nos gustaría tratar de ver el mundo tal como es.

En “Valor nominal: la influencia irresistible de las primeras impresiones”, Alexander Todorov argumenta contundentemente que no se debe confiar en esas impresiones. Un profesor de psicología de Princeton que es considerado como el investigador más destacado en este campo en particular , Todorov ha pasado años explorando las inferencias que sacamos de los rostros de los demás. Y no solo muestra que estas impresiones a menudo están en desacuerdo con la realidad: va un par de pasos más allá, mostrando que hacemos juicios similares basados ​​en características específicas de los rostros, y estos juicios influyen en nuestro comportamiento.

“Face Value” comienza con una historia de la fisonomía, la pseudociencia que afirma que las características físicas están directamente relacionadas con los atributos del carácter. Johann Kaspar Lavater, un poeta, filósofo y una de las primeras «superestrellas» de la fisonomía (como dice Todorov) del siglo XVIII, llamó a la práctica «el talento de descubrir el interior del hombre a través de la apariencia exterior»: el ancho de la nariz, el espacio entre los ojos.

Esta supuesta disciplina claramente tiene sus fundamentos en el racismo, y ningún científico de renombre la tomaría en serio hoy. Pero Todorov observa cómo sigue vivo el antiguo concepto. “Todos somos fisonomistas ingenuos”, escribe. A partir de un detalle tan trivial como si las cejas de alguien se inclinan hacia arriba o hacia abajo, «formamos impresiones instantáneas y actuamos sobre estas impresiones».

Fuente