¿Por qué cuando oímos ruidos fuertes se nos cierran los ojos?

¿Te has parado a pensar alguna vez porque se te cierran los ojos cuando oímos un ruido muy fuerte? Si te has fijado nuestros ojos se cierran ante un ruido grande, cuando cerramos una puerta de golpe, cae una piedra o un pitido de un coche. Esto es un acto reflejo de nuestra cabeza como protección y sucede por varios motivos.

Ruidos que alteran nuestra paz

Todos los ruidos fuera de lo normal, son interpretados por nuestro cerebro como interferencias. Por eso nuestros ojos se cierran ante ruidos de peligro, una reacción espontánea es cerrar los ojos para protegerse del peligro. También puede suceder que nos llevemos las manos a la cabeza o a la cara.

Los ojos son una parte muy vulnerable de nuestro cuerpo y reacciona ante cualquier estimulo de una manera muy expresiva. Cuando hay un ruido muy fuerte, se interpreta como un peligro y se cierran a modo de protección.

¿Cuáles son los ruidos más dañinos para el oído?

YouTube

¿Por qué cuando dormimos se pasa la noche tan rápido ?

¿Por qué en algunos momentos cuando estamos en la cama despierto sentimos que no podemos movernos?

¿Por qué parpadeamos cuando escuchamos un ruido fuerte?

Esta reacción instintiva se llama parpadeo reflejo de sobresalto acústico y es parte del mecanismo de protección que todos mostramos en respuesta a un peligro potencial. Los ruidos fuertes a menudo pueden significar peligro y nuestros ojos necesitan protección más que la mayoría de las partes de nuestro cuerpo.

Este parpadeo ocurre más rápido y más fuerte cuando las personas están asustadas: por ejemplo, cuando les dicen que están a punto de recibir una descarga eléctrica, incluso si no la reciben. La oscuridad hace que los parpadeos sean más grandes y este efecto es aún mayor en las personas que le temen a la oscuridad.

Sentirse feliz y relajado disminuye la respuesta, mientras que el trauma la aumenta. Por ejemplo, se han medido reflejos de sobresalto exagerados en personas que sufren estrés postraumático, incluidos los veteranos de las guerras de Vietnam y del Golfo. El alcohol disminuye el efecto, mientras que las anfetaminas lo aumentan.

Fuente