Saltar al contenido

¿Porqué no me enamoro de nadie?

    El amor, protagonista de cientos de películas, de canciones de verano, de libros, de novelas donde en cada escena sientes la emoción y aliento de cada palabra y cada susurro.

    El amor, tan deseado como temido, en ciertas ocasiones parecer escapar de nuestras vidas y sentimos que no encontramos a esa persona que te haga besar como en la última serie que vistes o con la que sientas las mariposas del estómago de las que todo el mundo habla.

    Si sientes no puedes enamorarte de nadie, te vamos a explicar cuáles pueden ser las causas:

    Miedo a que te hagan daño

    Una de las principales causas por las que una persona no puede llegar a enamorarse de nadie, es el miedo. Esto, suele ser muy común sobre todo en personas que ya han pasado por algún que otro desengaño amoroso, lo han pasado mal, han llorado, han estado llenos de rabia e ira y no, no están dispuestos a volver a estar de ese modo. ¿Y cómo evitar volver a caer en esa espiral de dolor?

    Cerrándose, no abriéndose al amor y no dejando que nadie ponga tus sentimientos al desnudo.

    Sin lugar a dudas, no es la solución ya que cerrándote al amor, puedes cerrarte a ese dolor que quizás aparezca o no, pero también puedes estar cerrándote e impidiéndole el paso a la mujer o al hombre de tu vida. Porque no, no todos los hombres son iguales, al igual que no todas las mujeres lo son.

    No confías en ti mismo

    Otra de las causas que pueden hacer que no te enamores de nadie  es que sientas que no mereces el amor de nadie y te encierres en ti mismo.

    Esto, es característico de personas que tienen una autoestima baja, que no confían en ellas mismas y que no se dan la oportunidad de abrirse y dar lo que tienen dentro de sí al mundo.

    Normalmente, se trata de personas que no se sienten bien con su cuerpo, sienten que no son lo suficientemente atractivos o lo suficientemente honrosos para conseguir el amor, por lo que cualquier persona que aparezca aunque parezca ser perfecta, será vera con un «portazo en las narices´´

    Eres demasiado exigente

    Otra de las razones por las que no te puedes llegar a enamorar de nadie, es que piensas que no hay nadie lo suficientemente bueno para ti.

    Está muy bien tener la autoestima alta, pero cuidado con los extremos, una cosas es quererse a uno mismo y otra, creer que ninguna persona está a nuestra altura.

    Cuando una persona es demasiado perfeccionista y no se conforma con nada, pueden surgir sentimientos como este y esto, tiene una fácil solución:

    Deja atrás las barreras que te estas autoimponiendo y en que en verdad son una excusa para intentar que nadie te haga daño.

    El amor llamará a tu puerta en más de una ocasión, pero si te empeñas no abrirle demasiadas veces, quizás se acabe cansando y espere sentado en una banco del parque, con un ramo de flores hasta que tu estés preparado/a para amar y ser amado.

    El síndrome de desconexión emocional

    Fuente

    ¿Por qué nos sentimos tristes?