¿Por qué el esmalte de uñas tiene ese olor tan distintivo?

Cuando nos pintamos las uñas, siempre nos viene ese olor, que durante tantos años nos ha acompañado en ese momento tan especial. Porque durante tantos años el esmalte de uñas, mantiene ese olor sin cambiar. Si te has preguntado esto, continúa leyendo y te lo explicamos.

Composición principal del esmalte de uñas

El esmalte de uñas tiene un olor muy penetrante, esto es debido a su composición, basada principalmente en barnices de tipo automoción. Muy similares a los que se utilizan en la pintura de nuestros coches. El olor tan penetrante se debe a tolueno y al benceno.  Son las bases para que la pintura de nuestras uñas quede brillante durante mucho tiempo. Si no se utilizaran estos productos, nuestras uñas no se podrían decorar.

4 TRUCOS para QUITAR el OLOR al ACETONA

YouTube

¿Por qué cuando estornudo cierro los ojos?

¿Por qué nos da vergüenza estar desnudos?

¿POR QUÉ EL ESMALTE DE UÑAS “HUELE”? 

El olor típico del esmalte de uñas proviene de los disolventes que utiliza, que a diferencia de cualquier otro producto de belleza, están muy concentrados en un esmalte de uñas. Hay varios tipos diferentes de solventes que se usan en los esmaltes de uñas donde algunos huelen un poco más fuerte que otros y donde algunos también son más problemáticos que otros. En un esmalte de uñas se requiere un solvente porque eso es esencialmente lo que mantiene líquido el esmalte de uñas en la botella. Una vez que se aplica el esmalte de uñas en las uñas, los solventes se evaporan dejando una película dura de color en las uñas. 

El olor de la mayoría de los solventes generalmente se describe como afrutado y agradable, pero eso, por supuesto, es cuando se usa en cantidades más pequeñas. Dado que los solventes están en una concentración bastante alta en un esmalte de uñas, su olor se vuelve abrumador e incluso tacaño. Esa es también la razón por la que muchos quitaesmaltes huelen un poco; incluso los quitaesmaltes sin acetona (que es un solvente) usan algún otro tipo de solvente que tendrá un olor ligeramente picante. Sin embargo, la acetona, por ejemplo, se considera uno de los solventes más olorosos, pero la acetona se encuentra con más frecuencia en los quitaesmaltes y casi nunca se usa como solvente en el esmalte de uñas.

Fuente