¿Porque se nos pone piel de gallina?

Cuando tienes mucho frio y esa sensación recorre tu cuerpo, nuestra piel se contrae y el bello se pone de punta. Esta sensación que comúnmente se llama piel de gallina es un método de protección de nuestro cuerpo frente al frio. ¿Te has planteado alguna vez, porque se te pone la piel de gallina?

Método de protección de nuestro cuerpo

Se trata de un método de protección de nuestro cuerpo ante el frio. Nuestro bello se eriza y se pone de punta, para crear una masa de aire y así evitar perder calor corporal. De alguna manera, se produce un aislante natural. Los poros de la piel y los vasos sanguíneos también se contraen para evitar la perdida de calor por el contacto de nuestra piel con el frio.

Curiosidades médicas: ¿Por qué se nos pone la piel de gallina?

YouTube

¿Por qué cuando bostezamos nos salen lagrimas , cerramos los ojos?

¿Por qué cuando estornudo cierro los ojos?

¿Por qué se te pone la piel de gallina?

Cuando tiene frío o experimenta una emoción fuerte, como miedo, conmoción, ansiedad, excitación sexual o incluso inspiración, la piel de gallina puede aparecer repentinamente en toda la piel. Ocurren cuando el pequeño músculo ubicado en la base de cada folículo piloso se contrae, lo que hace que el cabello se erice.

Pero, ¿qué es lo que realmente causa esta respuesta involuntaria del cuerpo? ¿Tiene algún propósito?

Si bien estas pieles de gallina, o piloerecciones, no tienen una función beneficiosa en los humanos, los científicos dicen que los animales peludos tienen razones prácticas para tener piel de gallina. En los animales, el pelo de punta crea un aislamiento contra el frío. La piel de gallina también aparece durante una situación de lucha o huida . Cuando un animal se encuentra en peligro, el abrigo de piel levantado crea la imagen de un animal más grande y puede asustar a los depredadores.

Los humanos no tienen suficiente vello corporal para que la piel de gallina tenga un efecto aislante, y la piel de gallina tampoco asustará a los posibles depredadores. Son una respuesta involuntaria a los aumentos repentinos de hormonas causados ​​por cambios de temperatura o emociones.

Fuente